jueves, 23 de abril de 2009

De vinos y otras nobles bebidas

Son muchisimas las religiones que toman el vino como una bebida sagrada. De hecho, los antiguos Dioses griegos, ya hablaban de este, como el elixir de los dioses.


Durante mucho tiempo pensé. que esto se debía a la propia naturaleza alcohólica de sus predicadores. Que simplemente dieron esta noble naturaleza al vino, a fin de que los fieles pagaran por el.


Pensé: Si el vino es bueno, aún siendo una bebida alcohólica, cosa que para muchos es malo, debía de haber, una bebida aún mas noble e inocente. Inmediatamente se me ocurrió cual podía ser esa bebida, y ahí, justo hay lo entendí todo. Realmente el vino, era la mejor bebida.


Cuantos afiliados tendría la religión católica, si la Eucaristía, consistiese en subir al altar, y recibir el pan y la leche de Dios.


Era clarisimo. La idea de la leche de Dios, o La de Tutankamon.


Era algo que no podía llevarse a la practica, por cuestiones de pudor. Osea, la leche de Dios, puede interpretarse de dos maneras, en la primera, todas las imagenes de Jesucristo, tendrían que ser modificadas, a un Jesucristo, que seria igualito al de hoy dia, con la diferencia que en su abdomen llevaría ubres. (Como me gustaria saber dibujar)


Y si hablásemos de la imagen de una Virgen milagrosa, esta tendría embarazos psicológos, y en vez de llorar como lo hacen las de hoy Día, perderían leche, y estaríamos hablando de un milagro lácteo.


Las personas que gusten de la vida sana, se volarían mas a esta religión, ya que un abstemio, no puede ser católico, justamente por lo alcohólico de esta religión.





El problema, es si se le da la otra interpretación posible.


Aquella interpretación donde un hombre debe estar muy seguro de su sexualidad para no convertirse al ateísmo.


Esa interpretación donde los curitas, esos que son de alguna manera los administradores del cuerpo y la sangre de cristo, y que dado el caso lo serian de su lechita.


Sin duda, esta forma de tomar la Eucaristía, haría mucho mas feliz la vida del sacerdocio, aunque no siempre de sus discípulos. Aunque si bien no se que onda el cordero de Dios, el cordero de Don Atilio, jamas se quejo.


Con esta suposición, la Eucaristía seria un ritual que duraría al menos unos 10 minutos por fiel, y habría que rotar al cura cada 1 o 2 fieles, dependiendo del vigor del Sacerdote. Los monaguillos, en lugar de poner ese platito que ponen bajo la boca de los que van a comulgar, limitarian su acción al simple hecho de distribuir pañuelitos descartables.


El padre Grassi hubiese podido, dedicar su sacerdocio a dar primeras comuniones, y así evitarse un sin fin de problemas legales.


Tal vez, y cotejando cierta imagen que encontré en el google, el ritual antiguo de la Eucaristía haya sido según mi segunda interpretación. Y la imagén de el que vemos en la iglesia, seria igual a esta salvo que no habria clavos ni cruz, sino que estatia atado tal vez a una cama con pañuelos de seda.



3 comentarios:

Zorra dijo...

Mirá que a mí el alcohol no me gusta pero ni un poquito pero la idea de una virgen perdiendo leche o de un Jesús con ubres me hace respetar algo al vino.

Puaj... qué asco...

Laperraseescapó dijo...

Sin dudas los recovecos de tu imaginación siempre me sorprenden, jajjaja.
Besos

Ezequiel dijo...

Sorry: I`m perry. Y bue.. aveces tengo estas cosas.

Perry¡¡¡¡: Tanto tiempo, perdóm por la desaparición. Me era necesaria. Ademas de que no estaba de animo, voy a empezar a esxribir con mas material registrado, como el radio teatro que aún ni publique ni registre.