viernes, 5 de diciembre de 2008

La transferencia anal y la discriminación como defensa

Discriminar, etimológicamente, es elegir una cosa en desmedro de otra. hasta ahí estamos bien. No a todos, nos gusta el mismo par de zapatos, o incluso no, nos sentimos cómodos con las mismas personas. Onda, yo no iría a tomar una cerveza con la banda de "Damas gratis", si, es discriminatorio. A razón de que no creo que tengamos nada que compartir. Y de hecho, preferiría no cruzarme a ninguno de ellos.
Por otro lado creo que en otros caso, e discriminado, sin buenos motivos. Durante mi primaria y mi secundaria, el gay era, puto, maricón, loca, etc. Después el tiempo, te hace dar cuenta, aunque a mucha gente no le pase. que es una defensa.

En esas brutales entidades escolares, uno no quiere caer en el papel de discriminado. Por que a lo mejor, el tipo, que tuvo las pelotas para reconocerse como gay, afrontando todas las burlas y humillaciones de sus compañeros, se vea en un lugar donde nadie quisiera estar.

En la primaria especialmente, la persona débil, intenta tapar cualquier diferencia con el resto, siendo igual no sera una víctima, pero por lo general para no ser víctima, se debe ser victimario.

Vengo de colegios católicos, y en estas instituciones se produce en los curas una suerte de transferencia anal. Es decir, le rompen el culo a uno, para que le duela a otro. Estos hombres de Dios, asumen el papel de jueces de las acciones ajenas. Se creen con la autoridad de juzgar. Se creen con el poder de determinar lo que Dios quiere. Incluso a veces, contradiciendo la misma biblia que los apaña. ¿En donde la biblia, da a los hombres, el poder de juzgar las culpas de las personas?

El cura de mi colegio, que no me acuerdo el nombre real, pero si su alias, que era; "PADRE SALVADOR"(?) Tuvo el tupe, de a los 8-9 años, llamarme "perro sin amo" A razón de ser hijo de padres separados. ¿Quien le da derecho?

¿Por que un hombre, puede decir que esta bien o que esta mal?
Si, supuestamente, Jesús, vio como buena mujer a María Magdalena. ¿Quien es el hombre para decir lo contrario?

A veces creo que nací bajo el mandato de la religión mas hipócrita que existe.
No se nada sobre la existencia de Dios, Jesús o Mahoma. Pero estoy seguro, que si existen, repudian lo que el hombre hizo de ellos.
Y un hombre homosexual, que tuvo el valor de reconocerle a su familia, y grupo de conocidos, su condición sexual, a costa de soportar, todo lo antes mencionado y mas, me parece mucho mas hombre, que quien anda juzgando lo que hace el resto, evitando hablar de si mismo.

Vengo de una formación donde el gay es "EL PUTO, Carlos trobosky, es "EL JUDÍO". Juan Perez "EL NEGRO ESE". Me costó mucho despegarme de esas enseñanzas. Pero el tiempo te hace conocer gente, que te demuestra cosas que antes no quisiste ver.

2 comentarios:

Rol dijo...

En la escuela solemos ser crueles, creo que es por una cuestión cultural... nos comportamos como aprendemos a comportarnos.
Y vamos incorporando creencias (muchas veces gracias a la religión) que van formando a ese que es capaz de llamar puto, judio, "negro ese" a cualquir otro.
Buen post.

Arañas Galponeras. dijo...

"En la primaria especialmente, la persona débil, intenta tapar cualquier diferencia con el resto, siendo igual no será una víctima...".
Es tan real esto que decís y lamentablemente en 17 años que ejercí la docencia pocas veces escuché un planteo al respecto. De todas maneras te puedo decir que en el viejo mundo no funcionan mejor las cosas.
un saludo